martes, 8 de julio de 2014

Analizamos Clinique Smart Sérum. ¿Cosmética inteligente?



Smart Sérum de Clinique comienza afirmando que es capaz de reparar la piel solo donde lo necesita, además de identificar y responder a sus necesidades específicas ofreciendo una reparación personalizada. 
Teoricamente detecta los puntos más conflictivos y libera sus activos en la zona adecuada de la piel, una piel que muestra su edad de diferentes maneras: Con manchas oscuras, lineas y arrugas, falta de hidratación, firmeza, luminosidad o elasticidad. Y en función de esas necesidades dice actuar de forma "inteligente". Este tema nos hace pensar que se acerca más a una estrategia de marketing que a la realidad. Además muchos ingredientes son idénticos en otros de sus productos y que sepamos en ellos no actúan de esta supuesta forma inteligente, solo en las células dañadas. 
También sus componentes antioxidantes son los mismos en otros tratamientos de la firma, por tanto no parece que suponga una gran novedad en conjunto. Lo que no quiere decir que no sea un buen producto, ligero y apto para todo tipo de piel. 

Por el lado negativo, destacar que la cantidad de ácido salicílico que este serum posee es demasiado baja para producir un beneficio efectivo sobre el cutis y conseguir una renovación celular eficaz. Y que el extracto de cáscara de pomelo que contiene podría ser problemático si no se tiene cuidado a la hora de proteger la piel de los rayos UV, este extracto de cáscara contiene un tipo de ingredientes conocidos como furanocoumarinas y cumarinas, que son los principales responsables de lo que se conoce como una reacción fototóxica cuando la piel se expone al sol, el resultado puede dejar la piel decolorada, así que cuidado con aplicar el producto sin protector solar.

En definitiva contiene una buena mezcla de ingredientes beneficiosos contra el envejecimiento que deja la piel muy suave e iluminada, esto gracias a los pigmentos minerales que le aportan a la piel un brillo muy sutil pero en definitiva con acabado mate. 
Sin perfume. Testado en animales. Precio: 70 euros/30 ml – 90 euros/50 ml.